Apple investigada por obsolescencia programada

Apple, la empresa que se diferenció por ofrecer productos perdurables, se ha encontrado una manzana podrida en el cesto.

Un post en Reddit, unos análisis de Geekbench y la tormenta que se había estado gestando estalló. Los usuarios inundaron la red con datos y muestreos. Los análisis realizados mostraban que con cada nueva actualización, el rendimiento de sus iPhones disminuía. Sólo cabía una conclusión: Apple planificaba la obsolescencia programada de sus productos.

A finales de 2017 Apple reconoció que, entre otras causas, las baterías antiguas podían provocar que el iPhone se apagara repentinamente. Esto sucede cuando la corriente máxima que exige el procesado no puede ser suministrada por las baterías antiguas. Para evitarlo, las actualizaciones introducían la función de reducción del rendimiento de procesamiento. Todo ello en beneficio de los usuarios y con la única finalidad de proteger los dispositivos.

Entonces, es Apple responsable de la obsolescencia programada de sus dispositivos?

apple

Por un lado:

  • No se informó a los usuarios de que las actualizaciones incidían en el rendimiento de los dispositivos
  • En la actualización no se ofreció alternativa a la reducción del rendimiento 
  • No se informó que se podía solventar reemplazando la batería

applePor el otro:

  • Las baterías de ion de litio envejecen muy rápido
  • La falta de rendimiento de las baterías puede provocar daños en los componentes eléctricos de los dispositivos
  • Para evitar que el iPhone quede dañado, las actualizaciones reducen el rendimiento

Como siempre, el equilibrio está en el punto medio.

Es posible que la reducción del rendimiento de un aparato electrónico puede alargar su vida útil a medida que envejece. Ahora bien, esta reducción del rendimiento no puede ser impuesta por el proveedor. Además, se debe informar, en todo caso y con carácter previo, al usuario. Finalmente, se deben ofrecer alternativas a la reducción del rendimiento.

Justamente, parece ser que Apple ha incumplido todo lo anterior. La función de reducción del rendimiento de las actualizaciones ha sido introducida sin advertir a los usuarios. Sólo cuando los propios usuarios han aportado datos verificables se ha reconocido por parte de Apple esta práctica. Es decir, hasta el pasado 28 de diciembre de 2017. En este comunicado oficial, Apple pidió disculpas a todos sus usuarios.

Lo cierto es que muchos usuarios iban viendo cómo sus dispositivos dejaban de funcionar correctamente. Al no tener información suficiente, muchos optaron por comprarse un teléfono nuevo.

Por ello, Apple se enfrenta a varias investigaciones por obsolescencia programada.

En Francia, la DGCCRF (organismo de protección de los consumidores) ha iniciado una investigación sobre dichas actualizaciones. La Ley francesa de 15 de agosto de 2015, conocida como Ley Hamon, prohíbe la obsolescencia programada con penas de prisión de hasta 2 años y una multa de 300.000€. Dicha multa puede ser aumentada hasta el 5% de la cifra facturación anual media, atendiendo a los beneficios que la empresa pudiera haber obtenido por esta práctica.

Paralelamente, el Comité de Comercio del Senado de EEUU ha remitido una carta a Tim Cook, CEO de Apple, en la que le pide respuesta a un pliego de preguntas. 

El Senado de EEUU dio de plazo para contestar a estas preguntas hasta el martes 23 de enero. De momento no he encontrado la contestación que Apple debería haber remitido. Os iré informando de ello.

obsolescencia programada

Estas son las preguntas que se han remitido a Apple:

  1. ¿Notificó Apple de forma previa al lanzamiento de la actualización, que ésta reducía la capacidad de procesamiento de los iPhone 6, iPhone 6S, iPhone SE y iPhone 7 con iOS 11.2? En caso afirmativo, ¿cuándo y de qué modo lo notificó?
  2. ¿Ofreció Apple la opción de rechazar la función de la actualización que reducía el rendimiento de procesamiento? En caso afirmativo, ¿cómo? En caso negativo, ¿por qué no?
  3. ¿Lanzó Apple una actualización con una función similar a la reducción del rendimiento de procesamiento en modelos anteriores como iPhone 4, iPhone 5 y iPhone 5S? En caso afirmativo, ¿cuándo? ¿Fue notificado a los usuarios con anterioridad? En caso afirmativo, ¿cuándo y de qué modo lo notificó?
  4. ¿Planea Apple lanzar actualizaciones con una función similar a la reducción del rendimiento de procesamiento para nuevos modelos de teléfono? ¿Cómo prevé notificarlo de forma previa a los usuarios?
  5. ¿Se han registrado quejas de los usuarios acerca de que la capacidad de procesamiento es atribuible a la función de la actualización para reducir el rendimiento? En caso afirmativo, ¿cuántas quejas ha recibido Apple y de qué forma las ha resuelto?
  6. ¿Cómo ha notificado Apple a sus usuarios la opción de reemplazamiento de la batería del iPhone?
  7. Apple ha reducido el precio de reemplazo de la batería de un iPhone fuera de garantía a 29$. ¿Cómo llegó Apple a reducir el precio de reemplazo de la batería a 29$? ¿Ha considerado la compañía planes alternativos, como proporcionar a los consumidores afectados una batería de reemplazo sin cargo?
  8. ¿Ha estudiado Apple la posibilidad de que los consumidores que pagaron previamente el precio total y sin descuento por una batería de reemplazo, en un esfuerzo por restaurar el rendimiento, puedan solicitar un reembolso de una parte del precio de compra?

obsolescencia programada

Parece que la lucha contra la obsolescencia programada va cogiendo fuerza, pero aun requiere de importantes cambios normativos.

Pero son los propios usuarios y consumidores los que llevan la delantera.Son ellos quienes han desenmascarado la función de reducción del rendimiento de las actualizaciones. Otros adoptan iniciativas sociales como Alargaescencia, de la que os hablé en este post.

Cómo está regulada la obsolescencia programada en España?

Sucintamente, no existe una regulación concreta sobre la obsolescencia programada. Sí que pueden encontrarse algunas referencias en leyes especiales. Algunas de ellas son:

La Ley de Consumidores y Usuarios.

obsolescencia programadaTipifica como infracción la alteración de los productos de forma que afecte a su composición y calidad. Entiendo que la obsolescencia programada podría encuadrarse en este precepto. Sin embargo, el artículo que permitía a la Administración Pública competente graduar las infracciones según los beneficios obtenidos, grado de intencionalidad del fabricante u otros criterios, fue declarado inconstitucional por la Sentencia del Tribunal Constitucional 10/2015

Real Decreto sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos,

obsolescencia programadaTiene como objetivo reducir el impacto en la generación y gestión de los residuos eléctricos. Esta norma impone a los fabricantes y distribuidores el deber de colaborar en la financiación y gestión de los residuos de aparatos eléctricos. Con ello se espera que los fabricantes opten por otros diseños de producción que permitan la reparación y alargamiento de la vida útil de sus dispositivos.

Ley del cambio climático de Catalunya

Afirma expresamente en su articulado:

“Deben impulsarse las modificaciones legislativas necesarias con relación a la promoción del ecodiseño y la lucha contra la obsolescencia programada, de acuerdo con las directrices de la Unión Europea”.

En resumen, la obsolescencia programada requiere una regulación más concreta, previendo multas específicas por esta práctica. 

El régimen sancionador de la Ley de Consumidores y Usuarios debería prever una sanción específica para esta práctica. La declaración de inconstitucionalidad afecta de tal modo al régimen sancionador que las infracciones previstas parecen ser papel mojado. Una regulación detallada podría promover la erradicación de la obsolescencia programada.

 


Muchas gracias por vuestra atención!