Dos años de cárcel por ocho delitos fiscales, o la aplicación de la ley con distinta vara de medir

La noticia salió ayer. Emili Cuatrecasas ha reconocido la comisión de ocho delitos fiscales, por los que ha defraudado a la Hacienda Pública más de 4 millones de euros.

Con este reconocimiento y el ingreso de la cuota defraudada se le ha aplicado una atenuante muy cualificada, por lo que se le condena a 3 meses de prisión por cada delito, en total, 2 años de cárcel (evitando así el ingreso en prisión).

Es curioso. Lo primero que te enseñan en las facultades de derecho es que la ley es universal y su aplicación debe ser proporcional. Hoy por hoy, la única ley universal es la ley de Murphy y la proporcionalidad ha caído en desuso. Cuántos casos de pequeñas estafas han sido sentenciados con más de 3 años de prisión.

A la vista de esta noticia, los abogados debemos defender, alegar y luchar por la proporcionalidad.