La igualdad ante la ley: del dicho al hecho

Si ayer hablábamos de la proporcionalidad, en relación al caso Cuatrecasas, hoy me veo obligada a hablar de la igualdad ante la ley.

Rodrigo Rato fue detenido ayer después del registro que se efectuó en su casa y despacho profesional. El fiscal le acusa de fraude fiscal, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Tras unas horas, fue puesto en libertad sin, siquiera, declarar ante el juez.

La puesta en libertad sin pasar a disposición judicial es algo que ocurre en excepcionales ocasiones. No afirmo que en este caso no esté motivado, dado que se ha decretado el secreto de sumario y, por tanto, no puedo valorarlo sin conocerlo. Pero a nadie escapa que si el detenido no se hubiera llamado Rato, éste habría pasado la noche en el calabozo.

«La igualdad tal vez sea un derecho, pero no hay poder humano que alcance jamás a convertirla en hecho». Honoré de Balzac