Los nominados al menor impacto ambiental son…

La Gala de los Oscar se acerca. Uno piensa en la alfombra roja y la frase “And the Oscar goes to…” resuena en nuestras mentes.

Pero, qué queda tras todo ese glamour es otra historia. La producción de una película genera un impacto ambiental enorme.

  • impacto ambientalLo que se ve en las pantallas:
    • Uso de recursos para el montaje de efímeros decorados
    • explosiones
    • Carburantes para los vehículos (coches, motos, barcas, helicópteros, aviones…)
  • Lo que queda detrás de las cámaras:
    • Erosión de suelos tras el montaje de los sets y continuo caminar del personal
    • Afectación a la flora y fauna del entorno natural escogido
    • Pequeños residuos que de forma olvidadiza se pierde en su camino al contenedor: colillas de cigarros, latas de bebidas, plásticos de envoltorios…

Ante esta situación, Hollywood es consciente de su responsabilidad. Desde hace algunos años se han iniciado ciertas actuaciones tendentes a minimizar el impacto ambiental. Ya sea desde  movimientos sociales hasta la promulgación de leyes donde se impone el deber de reciclar a determinadas industrias.

Películas con trama medioambiental.

Se pueden nombrar multitud de películas de trama post-apocalíptica tras un desastre natural. Algunos provocados por el cambio climático, otros por contaminación y otros por escasez de recursos naturales.

En este sentido, una de mis preferidas es Wall-E, una simpática representación de lo que le espera a este planeta si no cambiamos nuestros hábitos de consumo.

Siempre es positivo que la responsabilidad ambiental se vaya inculcando a través de la industria del ocio. Sin embargo, es algo que queda a voluntad de cada uno, y no se materializa en ningún dato mensurable.

Minimización del impacto ambiental en la producción de películas.

Un estudio de UCLA (Sustainability in the Motion Picture Industry) realizado en 2006 demostró que gran parte de la contaminación de California era producida por la industria cinematográfica. Especialmente relevante es la conclusión de que el impacto ambiental del cine sólo era superado por la industria petrolera.

Uso de la tecnología actual para la recreación de escenas

La reciente adaptación de El Libro de la Selva es un ejemplo de cómo puede contarse una mágica historia con el menor impacto medioambiental. Toda la película se ha producido en un estudio. En este vídeo se explica cómo se hizo:

Aprovechando al máximo la tecnología actual se evitó desplazar todo el set de rodaje a la jungla. De esta forma el impacto ambiental fue mínimo.

Reutilización de los materiales

impacto ambientalNumerosas asociaciones y organizaciones colaboran en la reutilización de los materiales usados durante el rodaje. La trilogía de Matrix donó todo el material usado a The ReUse People. Durante unos años, el Film Biz Recycling en Nueva York alquilaba, vendía y donaba materiales usados en sets de rodaje de cine y televisión.

Como medida legal, desde el 1 de julio de 2012, todos los negocios del estado de California que generen más de 3m³ de residuos sólidos a la semana tienen el deber de reciclar. Por lo que cada vez más productoras de cine y TV implantan medidas para la reducción de la generación de residuos.

Estoy segura que algún día la industria del cine logrará un impacto ambiental cero en todos los ámbitos de producción de una película, incluyendo la postproducción.

 


 

Comparte si te ha gustado!