Construyendo una rama jurídica autónoma

Muchas veces el Derecho Medioambiental se considera como parte del Derecho Administrativo. Pero, ¿es realmente así?

En este post voy a dejar algunas claves para poder considerar el Derecho Medioambiental como una rama jurídica autónoma.

Actualmente, las normas en materia de medio ambiente están dispersas entre las distintas ramas del derecho. Por ello, algunos juristas se resisten a considerar estas normas como una disciplina jurídica autónoma.

Estas son algunas características que pueden ayudar a superar esta barrera.

1. Relaciones que regula

Regula distintas relaciones. De particulares entre sí y de particulares y la administración pública. Pero también regula las relaciones de los distintos entes con el medio ambiente, como bien sujeto a una tutela universal.

2. Materias que abarca

El Derecho Medioambiental trata distintas materias: las aguas, la atmósfera, los suelos, la biodiversidad, los residuos y las emisiones.

3. Interrelación con otras áreas

Las distintas materias pueden estar reguladas, simultáneamente, en otras ramas jurídicas.

rama jurídica autónoma

Por ejemplo, las industrias están sujetas a las limitaciones establecidas en normas administrativas. Pero también deberá observar las exigencias de la buena fe en las relaciones de vecindad (artículos 590 CC y 1908 CC).

La sentencia de 26 de noviembre de 2010 del Tribunal Supremo analiza este supuesto. El Tribunal desestimó el recurso interpuesto por la empresa cementera. Ésta alegaba que la normativa administrativa en materia de emisiones atmosféricas había sido cumplida escrupulosamente. De este modo, el cumplimiento de la norma administrativa suponía el cumplimiento de la norma civil.

El Tribunal Supremo recordó que la remisión contenida en el artículo 590 CC no supone una transformación de la norma civil en administrativa. Por el contrario, «la remisión a la norma administrativa facilita su adaptación a las necesidades de cada momento».

Estas características también se dan en otras áreas. Por ejemplo, en Derecho Civil, la sucesión por causa de muerte está regulada en el Código Civil. Cuando ésta se da se genera el deber de liquidar el correspondiente tributo de Impuesto de Sucesiones, regulado en una norma administrativa.

¿Cuándo nos hallamos ante un ordenamiento jurídico autónomo?

Algunos autores afirman que es suficiente la existencia de un conjunto de normas positivas que tengan por finalidad un objeto común y unos principios que inspiren aquellas normas.

Sin embargo, la doctrina señala como condiciones requeridas para considerar una disciplina como rama jurídica autónoma:

  1. Un objeto definido, relevante y que forme una relación jurídica entre distintos sujetos que deba ser regulada.
  2. Unas categorías dogmáticas propias, es decir, unas instituciones, una teoría general propia que no pueda ser adoptada de ningún otro ordenamiento.
  3. Unos principios que inspirarán la normativa que se dicte y servirán como criterio interpretativo ante las posibles lagunas.

Iremos viendo en próximos artículos si se dan los anteriores rasgos.


Espero que os haya gustado!