Ayudas a autónomos en tiempos de Covid-19

Tras múltiples Decretos-Ley publicados por el Gobierno en relación a la crisis sanitaria del Covid-19, en este artículo analizaremos tres tipos de ayudas a los autónomos. 

Prestación extraordinaria de cese de actividad del trabajador autónomo

De las distintas ayudas a autónomos, esta es la que suele interesar más. Se regula en el artículo 17 del Real Decreto-Ley 8/2020, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

¿En qué casos puede acceder el autónomo a esta prestación?

ayudas a autónomos COVID19
  • Cuando la actividad del autónomo no sea una de las directamente suspendidas por el Real Decreto-Ley 436/2020 por el que se declara el estado de alarma.
  • Cuando se produzca una pérdida importante de facturación. Esta pérdida se concreta en el 75% de su facturación respecto a la media de los 6 meses anteriores.

Ejemplo: Si la prestación se solicita en el mes de abril de 2020, se debe tomar como base la facturación de marzo. Para obtener la prestación, se deberá haber sufrido un descenso de facturación en un 75% en relación al promedio generado entre los meses de septiembre de 2019 a febrero de 2020.

¿Tengo que seguir pagando la cotización? 

Durante la prestación, el autónomo no cotiza a la Seguridad Social. Por tanto, no se debe pagar la cuota. 

¿Cuánto cobraré y durante cuánto tiempo? 

  • Duración: hasta la finalización del estado de alarma.
  • Cuantía: el 70% de la base reguladora por la que el autónomo venia cotizando.
  • Las bases reguladoras pueden comprenderse, en función de lo que haya elegido el autónomo entre 4.070,10€ de máxima y 944,40€ mensuales.

Ejemplo: para una base mínima (la más común), el importe de la prestación ascenderá a 658€.

¿Dónde debo solicitarla? 

Para acceder a la prestación, deberás presentar una solicitud en tu Mutua de accidentes.

Las gestiones para su cobro se han agilizado a través de un sistema de declaraciones juradas. Por ello, no es necesario aportar excesiva documentación, lo que implica menos trámites.

Compatibilidades e incompatibilidades 

  • Es incompatible con otras prestaciones de Seguridad Social. 
  • Es compatible con el trabajo por cuenta ajena del propio autónomo. 

Moratorias y aplazamientos en cotizaciones a la Seguridad Social 

Como segundo paquete de las ayudas a autónomos se encuentran dos medidas en relación a las obligaciones de pago a la Seguridad Socia. El Real Decreto-Ley 11/2020 lo regula en sus artículos 34 y 35.

Moratoria de 6 meses para el pago de cotizaciones a la Seguridad Social

ayudas a autónomos COVID19
  • Para las empresas, el periodo de devengo será el comprendidoentre abril y junio de 2020. 
  • En el caso de los autónomos, será el comprendido entre mayo y julio de 2020. Por tanto, los autónomos están obligados a abonar la cuota del mes de abril. 

Los autónomos que hayan suspendido su actividad y perciban la prestación extraordinaria de cese de actividad, podrán pedir la devolución de la cuota de marzo en proporción a los días de suspensión de su actividad. 

Aplazamiento o pago fraccionado de las cuotas. 

Las empresas y autónomos pueden interesar el aplazamiento de las cuotas de Seguridad Social, durante el periodo comprendido desde abril a junio de 2020. 

Dicha posibilidad, ya establecida anteriormente en la Ley General de la Seguridad Social, se mejora con la aplicación de un interés del 0,50%. Esto significante, ya que el interés de demora aplicado anteriormente era de un 3,75%. 

Sin embargo, en la norma no se concreta el número máximo de mensualidades en que podrán aplazarse las cuotas. Con carácter general, la Tesorería General de la Seguridad Social venía admitiendo el aplazamiento de 6 a 12 meses, en función de la deuda. 

Medidas fiscales ante la AEAT respecto al pago de impuestos. 

ayudas a autónomos COVID19

Como último paquete de ayudas a los autónomos, se encuentran las de carácter fiscal. Se permite aplazar el pago de las retenciones del IRPF, las cuotas repercutidas de IVA y los pagos fraccionados del impuesto sobre Sociedades.  

El plazo máximo para aplazar el pago de impuestos o liquidaciones complementarias será de seis meses. La medida se refiere a los impuestos o pagos fraccionados que deban abonarse durante el estado de alarma hasta el 31 de mayo. Únicamente, durante los primeros tres meses del aplazamiento, no se devengarán intereses de demora. 


Espero que este artículo os sea de ayuda.  

Si tenéis alguna duda podéis poneros en contacto con nosotros y te ayudaremos.